Los dialectos del castellano en España

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en las distintas maneras en las que se habla el castellano dentro de España? Seguro que sí, pues es algo que suele llamarnos la atención en el momento mismo de iniciar una conversación. Pero, ¿acaso podemos identificar de alguna manera los dialectos del castellano? Vamos a hacer una breve clasificación.

Las áreas dialectales de España

Dentro del español hablado en España, es posible reconocer dos grandes áreas dialectales: la septentrional y la meridional.

La diferencia principal entre estas dos esferas dialectales reside en la pronunciación de la /s/ final: mientras que en la mitad norte se pronuncia como [s], en la mitad sur se convierte en una [h] aspirada que, en ocasiones, se pierde al final de palabra. No obstante, en cada una de las zonas se distinguen diferentes variedades regionales.

dialectos - fasttxt.es

Los dialectos septentrionales

Las variedades septentrionales corresponden a la zona de origen y primera expansión del castellano (hasta el siglo XI), además de incluir las hablas de las regiones ganadas con el paso del tiempo al idioma aragonés y al asturleonés. Podríamos fijar una frontera imprecisa que pasa por Ávila, Madrid, Guadalajara, Cuenca, el norte de Albacete, Toledo y Ciudad Real.

En general, es un español más conservador que el hablado en la zona meridional, y sus rasgos principales son los siguientes:

  • Diferenciación fónica entre /s/ y /θ/.
  • Leísmo, laísmo (característico sobre todo de las zonas centrales peninsulares).
  • Reforzamiento del sonido fricativo velar sordo /x/ (el de la letra j), que a veces puede resultar estridente.
  • Pronunciación interdental de la –d final (Madriz, verdaz) o pérdida del sonido (amistá).

Tradicionalmente, en el norte de España era común la distinción fonológica y/ll, a diferencia de los dialectos meridionales, que presentan yeísmo (pronunciar igual y/ll). No obstante, hoy día la mayoría de los hablantes del norte de España también son yeístas.

Algunos subdialectos septentrionales del castellano peninsular son el castellano aragonés (no confundir con el idioma aragonés), el riojano, el castellano churro (en algunas zonas de Valencia) o el español leonés (no confundir con el idioma asturleonés) o el madrileño.

dialectos - fasttxt.es

Los dialectos meridionales

Los dialectos meridionales son aquellos que surgieron fruto de la gran expansión castellana hacia el sur en el contexto de la Reconquista (siglos XIII a XV). Abarcan los territorios de la mitad sur peninsular y las Islas Canarias, y podemos distinguir algunos dialectos bien diferenciados:

– El manchego: variante del castellano que se emplea en la región de La Mancha (provincias de Albacete y Ciudad Real y sur de Cuenca y Toledo). Suele considerarse un dialecto de transición por la situación histórica que ha vivido La Mancha a lo largo de los siglos, existiendo influencias notables de otros dialectos e idiomas, como el murciano y el andaluz o el mozárabe y el aragonés, respectivamente.

– El andaluz: puede considerarse como el habla más diferenciada entre las meridionales. En la pronunciación, el andaluz se distancia del castellano tradicional para regirse por otra norma: ya en el siglo XVI se hablaba de la norma sevillana como uso prestigioso de un castellano más innovador y con mayor empuje social (frente a la norma toledana). Esta nueva norma sevillana también se exportará a Canarias y América. Algunas características lingüísticas del andaluz son:

  • Empleo etimológico de los pronombres personales átonos de tercera persona (le, lo, la) frente al laísmo y leísmo del norte y centro peninsular.
  • Desaparición del pronombre de segunda persona del plural “vosotros” y sustitución por “ustedes”.
  • Aspiración de la g o j y, a veces, también la h- procedente de f- inicial latina.

Asimismo, algunos distinguen el dialecto andaluz oriental, hablado principalmente en las provincias de Almería, Granada y Jaén (si bien sus límites no están muy bien definidos).

– El extremeño puede caracterizarse como un habla de transición entre el castellano, el andaluz y el leonés. Después de la Reconquista, la zona de Extremadura fue poblada por habitantes de origen castellano y leonés. Con todo, dentro de la región de Extremadura, hay marcadas diferencias entre unas zonas y otras, pues los rasgos procedentes del leonés aparecen en el noroeste de Cáceres, y se van perdiendo conforme se avanza hacia el sur, donde gana presencia la influencia andaluza. De entre los rasgos lingüísticos característicos del extremeño destacan:

  • El diminutivo en -ino, -ina.
  • El uso del posesivo acompañado del artículo (“el mío amigo”), sobre todo en la zona de mayor influencia leonesa.
  • La no aparición de ceceo ni seseo, a diferencia de lo que ocurre en Andalucía.

 

– El murciano también es un habla de transición entre el castellano norteño y el meridional, con numerosos elementos lingüísticos propios del sector oriental de la península ibérica (dado que Murcia, durante la Edad Media, fue terreno de expansión de la Corona de Aragón). Uno de los rasgos más característicos del murciano es el diminutivo en -ico.

– El canario es un dialecto del español que comparte sus rasgos lingüísticos con el andaluz y el español de América. Esto se debe también a razones históricas. El castellano llega a las Islas Canarias en el siglo XV. La lengua hablada por los antiguos aborígenes canarios, el guanche, desparece pronto, y las islas se castellanizaron con gentes procedentes, fundamentalmente, de Andalucía. Asimismo, las Islas Canarias se convirtieron en un punto estratégico para los barcos que realizaban la travesía entre España y América. En Canarias se dan todos los rasgos propios de las hablas meridionales, aunque podemos destacar ciertas peculiaridades:

  • Entonación distinta a la andaluza y más parecida a la de la zona caribeña en América.
  • Se ha generalizado, más que en andaluz, el uso de “ustedes” en vez de “vosotros”.
  • La ch se pronuncia muy cercana a la y sonora (muyayo).
dialectos - fasttxt.es

Así pues, y sin querer entrar en demasiadas subdivisiones, podemos distinguir un total de 12 dialectos en el español de España: dialecto castellano, castellano aragonés, castellano riojano, castellano churro, castellano leonés, dialecto andaluz, andaluz oriental, extremeño, canario, manchego, madrileño y murciano. Frente a las variedades septentrionales, más conservadoras, los dialectos meridionales poseen rasgos fonéticos más marcados, fruto de la expansión castellana hacia el sur peninsular durante la época de la Reconquista.

Carlos Sánchez Luis

error: