La interpretación en el ámbito sanitario

En los últimos años, las sociedades europeas han experimentado un aumento considerable de los flujos migratorios, lo que ha dado lugar a la aparición de nuevas realidades multilingües y multiculturales en el continente. Esta inmigración, procedente de lugares diversos, se ha integrado en las sociedades de acogida y ha suscitado nuevas necesidades sociales, pues las barreras de comunicación —ya sean originadas por diferencias lingüísticas o de tipo cultural— pueden menoscabar el acceso a los servicios sociales de buena parte de la población inmigrante, incluyendo la atención sanitaria. Por tanto, la interpretación en este contexto se concibe como una auténtica necesidad para garantizar la integración y el bienestar de las personas migrantes.

 

La interpretación en los servicios públicos (ISP)

La interpretación en el ámbito sanitario es uno de los aspectos incluidos en la interpretación en los servicios públicos (ISP), que se define como el conjunto de actividades que permiten a las personas que no hablan la lengua o lenguas oficiales del país en el que viven comunicarse con los proveedores de servicios públicos, con el fin de facilitar su acceso a los servicios jurídicos, sanitarios, educativos, oficiales y sociales. Cabe destacar, por tanto, que la ISP es un elemento fundamental para garantizar el principio de equidad, que consiste precisamente en proporcionar aquellos recursos y oportunidades que se ajusten a las necesidades o circunstancias específicas de una persona o grupo, de tal modo que podamos alcanzar entre todos un resultado igualitario.

En este sentido, este tipo de interpretación permite que las administraciones nacionales y regionales entren en comunicación con personas migrantes o refugiadas que no hablan ni entienden (suficientemente bien) la lengua o lenguas del país, con el fin de examinar su condición de solicitantes (potenciales) de asilo o de permitirles que tengan acceso a servicios públicos como la atención sanitaria.

interpretación - fasttxt.es

Sin embargo, los intérpretes en ISP carecen con frecuencia de la formación profesional necesaria, o incluso de acceso a una formación comúnmente reconocida. La escasez de intérpretes formados en ISP puede explicar las dificultades que tuvieron los Estados miembros para organizar la interpretación durante los flujos migratorios excepcionales de 2015-2016 o tras el estallido de la guerra de Ucrania en 2022.

 

El ámbito sanitario y la interpretación

Con el término ‘ámbito sanitario’ nos referimos a la parte del entorno social y físico que se ocupa de las actividades relacionadas con la promoción de la salud, la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación, así como la investigación y la formación sanitarias.

Por su parte, la interpretación en el ámbito sanitario es el proceso de traducir el lenguaje hablado o escrito de un paciente o proveedor de atención médica de un idioma a otro. La interpretación se ha utilizado durante décadas para mejorar la comunicación entre pacientes y sanitarios que no hablan una misma lengua; y, dada la diversidad imperante en las sociedades actuales, estos servicios son cada día más importantes. 

La interpretación en el ámbito sanitario puede realizarse de tres maneras principales: a través de un intérprete físico, un intérprete telefónico o por videoconferencia.

La interpretación con un intérprete físico presente es el método preferente en la atención sanitaria. En ella, interviene un intérprete que habla ambos idiomas y ejerce como intermediario entre el paciente y el personal de atención médica. No obstante, pese a que esta práctica es la que resulta más eficaz en hospitales y clínicas, las administraciones públicas no siempre cuentan con los medios necesarios para garantizar este servicio.

El uso de intérpretes telefónicos también es habitual en el ámbito sanitario. Se trata de operadores que hablan varios idiomas y que proporcionan servicios de interpretación por teléfono en tiempo real. Se suele recurrir a ellos cuando no hay intérpretes disponibles para una interpretación en persona o en momentos de saturación del sistema sanitario. A este respecto, los intérpretes telefónicos ejercieron un papel muy destacable durante el confinamiento ocasionado por la pandemia de COVID-19 en el año 2020.

Por otro lado, el uso de programas de interpretación por videoconferencia también se está volviendo cada vez más popular en el ámbito sanitario, pues permiten que los pacientes y el personal sanitario se comuniquen en tiempo real a través de estos. Este modelo de interpretación permite contribuir a la descongestión de la atención primaria, si bien no puede aplicarse en todos los casos.

interpretación - fasttxt.es

Elementos clave de la interpretación sanitaria

La interpretación en el ámbito sanitario es esencial, pues la falta de una comunicación adecuada entre los pacientes y el personal sanitario puede dar lugar a errores de diagnóstico y de tratamiento, y estos pueden ocasionar un grave perjuicio en la salud del paciente. Por ello, es preciso que los servicios de interpretación sanitaria estén disponibles y sean de alta calidad, garantizando así que los pacientes reciban una atención médica adecuada y segura.

Dicho lo cual, para entender realmente en qué consiste este tipo de interpretación y las complejidades que entraña, es preciso tener en cuenta algunos aspectos clave. En primer lugar, el concepto de la asimetría: es posible que uno de los interlocutores —en este caso, el paciente— esté disminuido por su situación de enfermedad, lo que puede dificultar aún más el proceso de comunicación. En este sentido, debe saber gestionar la situación con el paciente para crear un marco de entendimiento común.

Asimismo, el intérprete ha de ser consciente de que el significado de los mensajes puede verse alterado por la situación en la que en ese momento se encuentre el paciente (tristeza, ansiedad, preocupación, desconfianza, etc.).

Por otro lado, la cultura es un elemento fundamental a tener en cuenta, sobre todo en lo que respecta al ámbito sanitario: las nociones de salud y enfermedad en el imaginario del paciente, la concepción del cuerpo, las creencias religiosas, los mandatos de género… El intérprete debe estar atento ante posibles malentendidos que pudieran ocasionarse entre proveedor y paciente debidos a barreas culturales.

De igual modo, el intérprete debe adecuarse a cada contexto y momento específico, y ser flexible sin perder el rigor profesional. Por ejemplo, habrá situaciones en las que no proceda aplicar el principio de confidencialidad que sí suele imperar en los servicios de interpretación al uso, pues la prioridad en estos casos es siempre la preservación de la salud del paciente. Por tanto, el intérprete ha de ser muy consciente de su grado de responsabilidad frente a la prestación de un servicio que asegura un derecho fundamental, en este caso, el derecho a la salud.

 

Pese a los avances que se han producido en los últimos años, la interpretación en el ámbito sanitario se enfrenta aún a desafíos y retos significativos, como la falta de recursos y financiación para este servicio o la ausencia de profesionales especializados. Otro desafío importante es la falta de coordinación y colaboración entre los profesionales de la salud y los intérpretes. Una comunicación eficaz entre ambas partes resulta crucial para garantizar que el paciente reciba la atención médica adecuada y que se eviten malentendidos o errores en la interpretación. Sin embargo, muchos profesionales de la salud desconocen cómo trabajar con un intérprete y no están familiarizados con las recomendaciones y las buenas prácticas para la interpretación en el ámbito sanitario.

En FAST.txt, también ofrecemos servicios de interpretación, incluida la interpretación en servicios públicos y en especialidades de diversa índole. Si necesitas contratar un servicio interpretación de calidad y no sabes a quién acudir, no lo dudes más: ponte en nuestras manos y confía en FAST.txt.

 

Carlos Sánchez Luis

 

 

 

error: